El Real Madrid, Cheryshev y un grave error


Un partido de Copa del Rey en Cádiz donde el Real Madrid podía jugar decentemente y ganar, en definitiva, seguir con aguas tranquilas. Unas aguas tranquilas que es lo más necesario después del terremoto en Liga frente al Barcelona.

Denis Cheryshev titular, lo previsible. Denis Cheryshev marca un gol, lo probable. Denis Cheryshev estaba sancionado y no podía jugar, el bombazo. Así es el Real Madrid de esta temporada donde los enanos crecen y nadie descarta un nuevo pelotazo. Nunca mejor dicho.

Ya tardaban en buscar culpables, en buscar un miembro del club al que aplastar con un marrón enorme. Mientras tanto, desde la ejecutiva se ha dado un patadón hacia adelante sin más salida que el siguiente partido y un nuevo escenario que deje lejos el monumental fallo de la institución más grande y rica del fútbol mundial.

No sé cuándo se empezará hablar en serio del ridículo que está haciendo el Real Madrid. Aquí no pasa nada mientras se suceden las gestiones más lamentables y penosas que de forma ininterrumpida se han ido sucediendo desde semanas antes del inicio liguero. Recuerdo hace no tanto como un candidato a la presidente del Real Madrid como Juan Onieva se retiró de la carrera a la presidencia porque en una imagen había seis dedos en una mano en vez de los cinco que tiene todo ser humano normal. Más lejos quedan los despropósitos de Ramón Calderón con el falso Nicolas Cage y un caso muy similar pero cien veces menor como fue la cuestión de fichar a Lass Diarra y Huntelaar y que solamente uno de los dos podía inscribirse en Champions. Solamente uno de esos errores ya eran suficiente para pedir su cabeza de forma sensata y enérgica.

El Real Madrid sigue siendo el mismo club pero los errores son más apacibles si la presidencia la ostenta alguien con más poder e influencia que un ser mortal. Señales inequívocas de un ciclo acabado y una gestión que hace tiempo que va demasiado lejos. Fin de la cita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada